jueves, 22 de mayo de 2014

Mini Pavlovas




150 mini Pavlovas.

Ese es (era) el objetivo.

150 Pavlovas para una boda... y claro, todas para la misma hora! jajajaaaaa
Puedo hacerlo? Podría hacerlo? Podré hacerlo???

La cabeza me va a mil. No hago más que pensar en todos los factores a tener en cuenta, en todos los hornos posibles, en las furgonetas, en las cajas para transportarlas, en el personal para ayudarme a montarlas a la hora del postre, en cómo...


Una vez descartado el poder usar más de un horno... tengo que averiguar cuántas Pavlovas puedo hacer de cada vez en mi hornito queridito... y cuántas horas me lleva cada tanda. Luego sólo tendré que multiplicar... :)

-Si 4 claras tamaño L llevan 225 de azúcar y da para una Pavlova grande... con un bote de claras pasteurizadas podré hacer...- y así más y más cálculos. ¿Cuántas claras hay en 300 gr de los de bote? Porque... ponerse a cascar huevos para 150 comensales... son muuuchos huevos! jajajaa
Y las claras que venden... subirán igual de bien que las normales? estarán igual de ricas? 

Cuántas preguntas!!!! 

Poco a poco... de una en una...

Ya tengo calculado el azúcar necesario para el bote de claras. Ahora sólo me queda hacer pruebas prácticas. Ya tengo toda la teoría aclarada. AL fin y al cabo... no son más que reglas de tres...

Lo primero que veo al utilizar éstas claras, es que montan igual de bien que las normales... al principio. Porque de repente se me bajaron!!! qué horror! Era más de el doble de la cantidad que hago normalmente... y se me habían bajado hasta ocupar casi el mismo volumen! uffff qué desastre....

En fín. Pillé una manga pastelera, la rellené del merengue que salió y empecé a hacer montoncitos de un tamaño, a mi parecer, estupendos. Tamaño 1 ración. 

En una fuente me entraron 6 y en otra 8 . Me sobró un poco de merengue. Para mi! No estaba tan duro como a mi me gusta, pero de sabor, igual que el de siempre. Bien!!

Las dos fuentes al horno. Como siempre, horno caliente a 180º con aire y cuando las meto, lo bajo a 120º. Media hora de horneado. Se apaga el horno, y a esperar que éste se enfríe. 
Un total de 2 horas es el tiempo que necesito para hacer 14 Pavlovas de ración.

Un poco de nata montada, unas frutas por encima... y voilà!!!




En esta ocasión, fresas y arándanos. Aún no estamos en época de arándanos, pero bueno, un día es un día... y tenía que hacer la prueba... 
El resultado es exquisito! Van tremendamente bien. En cosa de un mes, cuando los tengamos de temporada, estas mini Pavlovas van a estar muy pero que muy presentes en mi casa! jajajaa


El tamaño este es ideal para uno. Un postre exquisito y delicado. El broche final a cualquier comida.

Pero vuelvo a li mio. 150 para una boda... Haciendo 14 cada dos horas....

Oh! oh no! va a ser que NO puedo. No se si podré en un futuro... pero en este presente... imposible! necesito, o bien un segundo horno, o uno más grande! Vamos, ya con 3 hornos sería una pasada.... jajajaja pero a ver... me bajo de la nube... 3 hornos? jajajaaaaa

Con mucha pena y mucho dolor, he de reconocer que 150 Pavlovas son muchas... 
Pero... pero qué bien me lo he pasado haciendo esta prueba... y comiendola! jajajaaa



Da igual la cámara, el ángulo... salen guapas en todas la fotos... son como las Angelinas Jolie de los postres!!!!

Y por dentro??? Una de estas preciosidades, por dentro queda tal que así (cortesía de Bebel, que me dejó robarle una foto a la suya...):



Imposible resistirse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario