martes, 11 de febrero de 2014

Guisantes con bacon



Lo suyo son los guisantes con jamón, de toda la vida...  pero el día que me puse a ello y no tenía jamón, no salí corriendo al súper... puse lo que tenía en casa, bacon. Y desde entonces no he vuelto a usar jamón.
Los guisantes con bacon, o con panceta adobada, están muuucho más ricos. Igual es sólo que los he comido con jamón tantos años (toda mi vida) que se agradece el cambio.

Sea como fuere, este plato es uno de los favoritos de casa. Bebel lo devora, y Rey y Nia se lo comen sin protestar... e incluso repiten. 

Fáciles de hacer, perfectos para dejarlos hechos la noche antes, aunque si se me olvida, son tan fáciles que puedo hacerlos sin problemas por la mañana mientras hago la casa y entretengo a Bebel... 



Ingredientes para nosotros 5 (2 adultos, 2 niños y Bebel):

750 gr guisantes congelados
150 gr. bacon
1 cebolla
80 gr mantequilla
Sal
Starlux
400 ml agua

En un cazo amplio calentamos la mantequilla. Mientras se derrite, picamos la cebolla. Mejor cuanto más pequeña. Mejor para mi. Me explico: no me gusta la cebolla. No me gusta su sabor. No en crudo. Y tampoco me gusta su textura. Y a los niños tampoco. Pero bien picadita, que no se note y bien pochada, nuevamente que no se note, no me molesta. No solo no me molesta, si no que queda estupenda!!! Pero es muy importante que no se aprecie la cebolla.



Bueno, tenemos la mantequilla en el cazo y la cebolla picada. La echamos al cazo. Y a fuego medio la dejamos hacerse. Con una pizca de sal. Para que "sude". De vez en cuando se le da un revolcón a la cebolla... en 15 minutos (minuto arriba, minuto abajo) la tendremos lista. 



Mientras se pocha, vamos cortando el bacon. Lo echaremos al calor cuando la cebolla esté bien hecha. Y a esperar que se haga... otros tantos minutos. 


Cuando esté a nuestro gusto añadimos los guisantes. A mi me gustan mucho los congelados de Findus. Con la cuchara de palo remuevo todo, y al cabo de 4-5 minutos añado el agua. Lo dejo cocer 10 minutos. Primero a fuego vivo, pero enseguida lo bajo un poco, para que haga un lento "chof-chof". Al probarlo noto que le falta un poco de sal... solo un poco... y le añado media pastilla de caldo. De vez en cuando pruebo un guisante... y cuando los encuentro a mi gusto, apago el fuego. 





Listo!!!!

FBBB

Fácil, bueno, bonito y barato. 

Antes añadía una patata troceada y/o zanahoria a los guisantes, pero siempre me lo dejaban de lado... así que ya no las pongo.

Con un huevo frito y arroz blanco, tenemos un exquisito y completo plato único. El arroz, al igual que los guisantes, puede dejarse hecho con antelación. No hay más que calentar a la hora de comer y freír los huevos. Planaaaazo!

Ah!!! por supuesto... el agua se puede sustituir por caldo ;)

1 comentario:

  1. como agua para chocolate-myriam11 de febrero de 2014, 23:27

    Yo lo he hecho muchas veces con baicon y me encantan.besoteeess

    ResponderEliminar