lunes, 3 de febrero de 2014

cupcakes de vainilla y fresa



Tengo que confesar que hoy.... hoy no lo he cocinado yo todo. 

Hoy he tenido la suerte de contar con Ana C., una auténtica delicia de niña, que me ha ayudado tanto tanto... que casi podría decirse que estos cupcakes son suyos!!:) Pero bueno... como era mi cocina... Me apunto el tanto! jejejeeee

Mientras los mayores míos y el mediano de los C. jugaban a la Wii, mientras mi pequeña y la pequeña C. bañaban (literalmente) un gato de peluche con colonia (aún huele), Ana C., su madre y yo preparamos estas ricas magdalenas. Perdón, cupcakes. Nos llevó algo más de tiempo de lo normal... pero es que de vez en cuando atendía a mi pequeña... sacábamos fotos de Ana C. en plena acción... vamos, lo típico cuando se juntan 6 niños y dos adultos en una casa...

La idea era hacer un cupcake básico, de vainilla y luego un buttercream básico también. Algo rápido y seguro. Como los cupcakes de Magnolia's Bakery. 

La receta indica que salen 24 cupcakes. Pero me salen más. Del tamaño que yo tengo lo moldes salen más. Y se hacen en menos tiempo del indicado en la receta. Por lo que deduzco que mis moldes son más pequeños. Jejejee qué lista soy. 

Así que manos a la masa, Ana C.... y madre de Ana C.




Ingredientes 20 cupcakes grandes y no-se-cuantos pequeños:

1 1/2 tazas harina Bizcochona
1 1/4 tazas harina
250 gr. mantequilla
2 tazas azúcar
4 huevos L
1 taza leche
1 cdta esencia vainilla

Mantequilla y huevos a temperatura ambiente. 

Como cualquier masa de bizcocho, puede hacerse perfectamente a mano... pero si se tiene una batidora eléctrica.... ;)
En el bol de la batidora eléctrica (quien la tenga) se pone la mantequilla y se bate. Habrá que bajar los restos de las paredes varias veces. Ana C., a trabajar. Cuando está  bien esponjosa la mantequilla, Ana C. empezó a echar, poco a poco el azúcar. Y a batir bien. A velocidad medio alta. Ahí lo dejamos batiendo.

En un bol aparte mezclamos las harinas. 

Para cuando hemos terminado de echar las harinas en el bol, la mantequilla ya está lista para incorporarle, uno a uno los huevos. No se echa el siguiente hasta que el anterior no esté completamente incorporado a la masa. 
Ana C., a bajar los restos de las paredes. ;)
Con la batidora a velocidad lenta se echan, en 3 veces, las harinas, intercalándolas con la leche y la vainilla. 1/3 harinas, 1/2 leche y vainilla, 1/3 harinas, 1/2 leche y vainilla, 1/3 harinas.

Aquí, entre plátano y plátano de mi peque, la mandarina de la peque C.... pues nos liamos y echamos la harina en tres veces... y luego la leche y la vainilla. 
Culpa mia. 
Ana C. sólo obedecía ordenes! 
Hombre... cosas peores han pasado en el mundo. Pero qué rabia. Es lo que pasa cuando se está a varias cosas. 
Es lo que me suele pasar. Porque siempre estoy a varias cosas.
Reconozco que esta receta la he hecho varias veces... y puede que el resultado final haya sido un poco menos esponjoso que en otras ocasiones... pero tampoco tanto, la verdad!!! 

En fin... es lo que hay. Metí la pata.

Ahora toca rellenar 2/3 de cada cápsula de papel... o lo que hayamos decidido utilizar. Y al horno caliente a 180º. Segunda altura por abajo. Con aire. En 17 minutos estaban hechas. Programamos 15 minutos. Pinchamos y aún no estaban... 2 minutos después salieron del horno. 

Peeeeeeeeeeero
Peeeeeeeeeeeero


Pero esto así, sin más me parecía un poco "triste". 
Cupcakes de vainilla.... simples.

Así que dividimos parte de la masa en 4 cuencos. Y en cada cuenco añadimos una gota de colorante. 
Azul.
Amarillo.
Rojo.
Verde.
Removimos bien. Removió bien, perdón. Yo no removí ni uno. ¡¡¡Ole Ana C.!!!

Entre Ana C. y su madre rellenaron las cápsulas de papel con las masas coloreadas.



Se nos hacía muy tarde... sólo hicimos un poco de color. El resto normales. 

Una vez fuera del horno las 20 cupcakes "grandes", metimos en el horno un montón de cupcakes pequeñas. En 14 minutos estaban hechas. 

Nos quedaba por hacer la cobertura. "Lo de arriba", como lo llamamos aquí. 
No podían irse sin "lo de arriba". 

Hicimos una cobertura básica. Buttercream. 

Peeeeeeeero le dimos un toque de color y sabor... con fresas. Por qué utilizar colorante rojo... si tenemos fresas???




Ingredientes buttercream para estas cupcakes:

250 gr mantequilla temperatura ambiente
3 tazas azúcar glas
1/2 taza leche
5 fresas


Para hacer una cobertura "buttercream" si que considero necesario tener batidora eléctrica. Hay que batir mucho la mantequilla. Pero mucho mucho. 

Una vez limpio el bol de la batidora, pusimos los 250 gr de mantequilla. Muy importante temperatura ambiente. Que se bata bien. 
Ana C. a trabajar otra vez: Retirar de las paredes, batir, volver a bajar la mantequilla de las paredes... hasta que quede bien esponjosa. 5 minutos mínimo. Se baja la velocidad y se añade, poco a poco el azúcar glass. La mitad de la receta. Una vez bien incorporado, se sube la velocidad. Y que se bata!!! Añadir también la leche. Aquí, lo del azúcar glass, a mi parecer, va un poco a gustos. Yo recomiendo ir probando, porque igual no necesitáis todo el azúcar de la receta. O igual necesitáis más. Y con la leche pasa un poco lo mismo. Si la cobertura ha quedado demasiado líquida, se le añade más azúcar. Si por el contrario ha quedado muy espesa, se le añade, poco a poco más leche. Así que la leche, pues depende mucho del azúcar que se eche... Y el azúcar depende del gusto... 

Una vez Ana C. decidió que la base de nuestro buttercream ya estaba lista, le añadimos unas fresas trituradas. Las trituré con la minipimer... así, muy por encima, rápidamente. No lo colé ni nada... no me importaba. Y a batir un poco más la mantequilla... 

Listo. 




Para cuando terminamos "lo de arriba", los cupcakes ya estaban fríos. Es muy importante que esté fríos. 

Y entre madre e hija C., los decoraron. Yo les di el toque de la fresa natural... ya que la teníamos... Me gusta lo natural. Y me encantan las fresas. 

¿A que han quedado chulos? 

Ana C. hace unos cupcakes de vainilla y fresa tremendos!!

Los niños (los otros dos C. y los tres míos) no dejaban de entrar en la cocina preguntando por los cupcakes... constaaaaantemente. Jejjeeee, pobres, qué paciencia tuvieron!!! No hubo nada que comer hasta las 7 y media de la tarde... tenían hambre...

Como yo quería ir haciendo fotos a los grandes, les dejamos ir comiendo los pequeños...

SE LOS COMIERON TODOS MENOS 4!!

Jajajajaaaaa qué glotones!

De esas pequeñitas no hice fotos. :( No quedaron de las bonitas... No importa... casi mejor... porque si me pongo a hacer más fotos... me matan. O me comen!!!

Jajajajaaaa

Fotos terminadas.

Qué pesada soy. 


Pero es que estaban tan monas.. que había que sacar fotos... 

Y claro... lo suyo era hacer fotos bonitas... jajajaaa y como los fondos de mi casa dejaban mucho que desear... tuvimos que improvisar. Rápidamente. Que querían comer cupcakes grandes.
Ahí estaban, Ana C. y madre aguantando la manta para que yo sacara esta foto... jajajajaaa poooooobres.... igual no vuelven a pedirme cocinar algo en mi casa... jajajaaa
Perdón!!!! pero eso era lo más rápido, en serio!

Entre las ordenes en la cocina, jajajaaaaa y luego montando el fondo de las fotos... jajajaaaaa... no vuelven!



Lo dicho. Fotos terminadas. 

A catar.

Mmmmm qué ganas.

Ana C. las prueba... y le encantan!!! :) :) :) :) prueba superada! qué bien!!! uffff, qué presión, esto es peor que Master Chef... mira que si no le gustan... si salen duras... 

Pero si, estaban buenas. Esponjosas, con la consistencia de un cupcake. Muy bien hechas. Y "lo de arriba" muy rico. Sabroso. Mmmmm con el toque de fresa natural... muy rico. 

Quedaba probar las coloridas.... 


 


Preciosas!!!!

Mismo sabor, misma esponjosidad.... pero muuucho más divertidas!!!! 
No me atrevo a llamarlas "cupcakes arcoiris", porque faltan muuuchos colores para el arcoiris.... 
Dejémoslo en cupcakes coloridos. De colores. Festivos. Locos. Divertidos.

A los niños len han chiflado. 

A la cocinera le han chiflado. 

A la madre de la cocinera le han chiflado. O eso, o es super buena fingiendo... y comiendo! jajajaaaa



Qué bien, tenía ganas yo de subir los cupcakes de colores... y mis amigas me han dado la excusa perfecta para hacerlas y poder subirlas.

:)

Son fáciles, ricas y muy muy vistosas.

La cobertura puede ser la que se quiera. Con una base como esta, podemos ponerle arriba lo que nos apetezca. Fresa, chocolate, Nocilla, Oreos, limón, esencia al gusto... o simplemente dividir la cobertura en varios cuencos y colorearla... 



En fin... 

Pasamos una tarde divertida, cocinando, riendo... y comiendo. Entre amigos. 

Perfecto.


Ana C., te han quedado geniales. 

Cuando quieras, repetimos.. con otra receta, claro!!!



Venga... poned todos un poco de color en vuestras meriendas!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario