lunes, 13 de enero de 2014

tarta sacher




Hoy toca un clásico. 
Un clásico de los postres... cómo no... jeje...

La Tarta Sacher. 

He oído hablar mucho de ella. 
La mejor tarta de chocolate del mundo, suele decirse. 
Aunque no he tenido oportunidad de tomarla. :(

Obviamente, las que aquí se venden no son las originales, son versiones. Como las que yo hago. JA! Porque, como pasa con la Coca-Cola, la receta original está bajo llave... en Viena!!!! Y las Sacher que venden por aquí, son tartas del estilo, pero no son "La Sacher"...

Esta tarta se la inventó un tal Franz Sacher, en 1832, en Viena. Aunque fue su hijo mayor el que la empezó a hacer tal y como la conocemos (los que la conozcan) ahora. Fundó en 1876 el Hotel Sacher, donde  empezó a venderlas (sachertortes en alemán). Y hasta hoy.
Si alguien quiere darse el capricho, puede comprarlas en la web del hotel, y te las mandan en cajitas de madera. Las originales. Aprecio original, eso si... jejjee

Pero si no os apetece pagar ese pastón... siempre podéis hacerla en casa. 
O pedírmela a mi! jejeje... ya me salen solas...
La tarta es un bizcocho de chocolate dividido en dos, y relleno de mermelada de albaricoque. Todo ello cubierto de chocolate. Te tiene que gustar mucho el chocolate. Es chocolate al chocolate! 

Sencilla de hacer, aguanta bien varios días en nevera (si es que no se come antes, claro) y gusta mucho.

Un clásico.



Va a ser el cumple de la novia de un colega de mi hermano (uffffff, alguien se ha perdido?) y mi hermano me ha pedido que les haga una Sacher para 4. Son 2 muy chocolateros y la Sacher les va muy bien. PERO la quieren de frambuesa. En fin... una pena, porque el toque de albaricoque es estupendo, por algo lleva tantos años reinando esta tarta. Tampoco quedará mal de frambuesa... pero ya es otra cosa. Habrá que pensar cómo llamarla... porque Sacher no es. Jajajaaa

A lo que iba... una Sacher de 4 raciones... para dos personas... Me pongo a ello.

No tengo moldes de ese tamaño.

No he hecho nunca una Sacher. 

Fácil solución:
Yo tengo dos moldes de 11 cm. de diámetro. Hago dos. Dos tartas de 2 raciones cada una. Porque con una de esas comen dos, no? Eso espero...

Ahora hay que solucionar el tema de la tarta. El no haberla hecho nunca antes.
Y eso he hecho el jueves y el viernes. Cada día una receta. En mis moldes de 11 cm. Para comprobar que salen bien las raciones...

De entre todas las recetas de Sacher que hay por ahí, elegí las dos más auténticas... para mi!! jajajaa Una la hice el jueves y otra el viernes. Y con el mismo jurado los dos días (sino, vaya kk de juicio) elegimos la mejor Tarta Sacher. Mi mejor Tarta Sacher. 

Miembros del jurado: 
Fon, que hace 30 años la tomó en no se dónde con su familia y dice que recuerda perfectamente cómo era (ejem).
Mis niños. No saben cómo es la original, pero pueden decir cuál está más rica.
Mi hermano. Al igual que mis niños, nos dirá cuál está más rica. Originales aparte.
Yo misma. Me encanta criticarme. 


En la web hay cientos y cientos de recetas para todo. 
Cuando busco la receta de algo concreto, muchas veces lo hago basándome en las fotos. Soy rara. Me pongo sobre la foto, y si pertenece a una pagina que me parece interesante, o que ya conozco, la abro. Así tantas como sea necesario. Una vez abiertas todas la páginas que me han parecido interesantes, las empiezo a estudiar. Muchas las cierro enseguida. Pero otras muchas se quedan abiertas durante mucho tiempo. Después de leerme cómo se hace cada una, presto buena atención a los ingredientes. Siempre hay alguna que puedo ir cerrando, porque veo cosas muy raras. Me van quedando menos páginas abiertas. Cuando me quedan 4 o 5 nada más, escribo en una hoja los ingredientes, en el mismo orden, para compararlos. Esta lleva 1 huevo más, pero 100 gr menos de azúcar... y cosas de ese estilo. Me voy estudiando las recetas, sus ingredientes y su modo de elaboración, hasta que solo me quedan 2 o 3 recetas. Y me pongo a probarlas. Con la Red Velvet probé muchas. 5. Hasta que di con la que más me gustaba. 
En esta ocasión preteno encontrar receta ganadora entre dos. 

Así que... manos a la obra. A hornear y a comer Tarta Sacher. 

Qué vida más dura.


Tarta Sacher Jueves:

90 gr harina
50 gr almendras molidas
190 gr azúcar
180 gr chocolate
160 gr mantequilla temperatura ambiente
7 huevos talla M


Esta receta del jueves fue la primera seleccionada. De esta web, que me ha parecido "fiable".
La receta indica que es para 8 personas, y yo solo la quiero para 4, así que a dividir por la mitad todos los ingredientes. Como mis huevos son talla L, usé 3.

Lo primero, engrasar y enharinar los moldes. Y encender el horno. Arriba y abajo con aire, a 180º.

Ahora nos ponemos con lo serio...
Ponemos en un cazo al baño María el chocolate. Que se derrita lentamente.
Mientras, batimos la mantequilla con el azúcar. Le añadimos, una a una, las yemas. Y batimos. Confesaré, que la lié un poco haciendo todo esto... porque la amasadora que tengo no coge cantidades pequeñas. Y esta es menos que pequeña.... Y no se porqué, decidí que no quería batirlo con las manos... vamos, con varillas a mano...
Así que pillé la mini-pimer (la de hacer purés!) y así lo hice... en fin. Podré borrar esto de mi CV...
A estas alturas de la película el chocolate ya debería haberse fundido. Se retira del fuego y se remueve bien, para que se derrita todo por igual y de paso, para que se vaya templando un poco. Lo incorporamos a la mezcla anterior, poco a poco, sin parar de batir o mover... Y cuando lo tengamos, añadimos la harina junto con las almendras. 
Montamos las 3 claras a punto de nieve, con una pizca de sal y las incorporamos, poco a poco y ahora si a mano, con una espátula a la mezcla anterior. Y ya está.
Tuve la suerte de que esta cantidad es exactamente la necesaria para mis dos moldes. Más o menos eso había pensado y calculado yo... pero qué alegría al ver que había acertado! Bien por mi!!!

Al horno, segunda altura por abajo. Los primeros 10 minutos a 180º y los 18 restantes a 160º.
Se comprueba que estén hechos, se sacan y se espera un poco a que enfríen.
Sobre una rejilla, les dí la vuelta para que enfriaran del todo en esa postura. Para aplanar un poco así el copete que había salido. Pequeño, pero copete al fin y al cabo. 

Una vez fríos del todo, los corté por la mitad (horizontalmente). Puse una buena cantidad de mermelada en la parte inferior de cada mitad, y los tapé con la otra mitad de los bizcochos. 


Ya casi está. Ya tenemos unos ricos bizcochos de chocolate con el toque de mermelada. Solo nos falta la cobertura. Tenía claro que la cobertura era buena, y no necesitaba probar diferentes proporciones ni nada diferente... solo tenía que hacer la misma cobertura con diferentes bizcochos, y ver cuál, en su conjunto, estaba más rico. Así que los dos días usé la misma cobertura. La siguiente. 

Ingredientes cobertura ambas tartas:
100 gr chocolate 
100ml nata montar
30 gr mantequilla

En un cuenco se pone el chocolate troceado. Aparte, en un cacillo se pone a calentar la nata. Justo antes de que hierva, la echamos sobre el chocolate. Con el calor de la nata es suficiente para derretir el chocolate. Pillamos una espátula y a remover bien. Añadimos la mantequilla. Para que nos quede una cobertura bien brillante!!!!

Y listo. Cobertura lista. Lo más seguro es que esté a temperatura perfecta para cubrir ya las tartas. Si estuviera muy caliente, esperamos un poco. Pero haciéndolo como lo hice, no tuve que esperar nada. 

Se colocan las tartas sobre una rejilla, y un plato o papel debajo, para recoger el exceso de chocolate y no manchar la mesa. Se vierte el chocolate justo en el centro de las tartas, y él solito se expande... precioso. Con la ayuda de una espátula, cuchillo... lo que se tenga por casa, tapamos bien los lados, que aveces quedan partes sin cubrir... La parte de arriba mejor no tocarla. Ella sola quedará lisa. Perfecta. Preciosa.

Esta ha sido la primera vez que hago esta tarta. Y la verdad, es que es fácil. Fácil. Imagino que la Sacher de Viena tenga algún truquito, pero no creo que sea mucho más complicada... es lo que es... un bizcocho de chocolate, mermelada y chocolate por fuera. Punto.

Como somos como somos... y como la tarta me puse ha prepararla a las 6 de la tarde... entre merienda y merienda... no le dimos mucho tiempo para enfriarse la cobertura... Somos lo peor.
Ahí estaban las tartas... tan monas, con ese olor a chocolate que había llenado toda la casa: primero con el horneado y luego con la cobertura... imposible esperar un par de horas. Ya eran las 9... y la hora de la cena. De niños y adultos.




En las fotos se ve que le falta un "mordisco" a las tartas... Isabel se nos delantó!

2 veces! jajajaa la muy pilla!!! jajajajaaa



Estos bizcochos son densos, con mucho sabor a chocolate. Un sabor muy intenso. La mermelada de albaricoque le va realmente bien. La cobertura de chocolate potencia el sabor una barbaridad. Como ya había dicho antes, esta tarta es chocolate al chocolate.



Primera tarta probada. Y aprobada :)


A esperar al viernes



Tarta Sacher Viernes:

150 gr harina
150 gr mantequilla
250 gr azúcar
7 huevos talla L
150 gr chocolate

Los pasos a seguir son los mismos que con la receta del jueves. Lo único que cambia son los ingredientes. Repaso:
Batir mantequilla y azúcar. Añadirle las yemas de una en una. Una vez bien integrado todo, incorporar con cuidado el chocolate derretido y luego la harina. Por último, mezclar con cuidado las claras montadas a punto de nieve.


Horno caliente, a 180º, con el calor arriba y abajo con aire. En la segunda rejilla por abajo 25 minutos. LISTO!!!


Al igual que con los otros, una vez fríos, los dividí en dos, los rellené con mermelada de albaricoque y los cubrí con el ganache de chocolate.



Una vez más no esperamos a que feriara la cobertura... porque los hice a la hora de la merienda... Eso si, esta vez Isabel no cató ninguno antes de tiempo! jajajaa


Tengo fotos mucho más monas del viernes... principalmente, ejem, porque las hice yo!! jajjaaaa
El jueves fue imposible hacer fotos chulas. Los niños cenaban primero, todos estábamos impacientes... y pasó lo que pasó... pero el viernes me aseguré de hacer fotos antes de que nadie metiese la mano, muy a pesar de todos... que me llamaban pesada. 


Aqui tenemos a una de las dos monadas del viernes... esperando a ser devorada! jijijiii










Una porción, venía a ser esto... Yummii...





Esta segunda receta resultó muy rica. El jurado lo tenía difícil. 
No querían pronunciarse por ninguna... pero me puse dura y les obligué! A ver si se creen que me paso las tardes del jueves y del viernes haciendo malabares para conseguir sacar unas tartas Sacher porque si!

Finalmente, tuvimos receta ganadora. 

Redoble de tambores......

La del jueves. 

Bien, bravo, bien!! yuhuuuuuu

Es una pena que las fotos no le hagan justicia. 

Sacher Jueves

Sacher Viernes

La del jueves es una tarta con un sabor a chocolate mucho más marcado. De hecho, lleva más chocolate. Y la textura, aunque no se aprecie en las fotos, era también mucho mejor. La textura de la del viernes era más como un bizcocho normal. Y dimos por su puesto que una Sacher debía ser todo, menos normal. Así que, por sabor y por textura, ganó 5-0 la tarde del jueves. Y esa receta es la que repetí ayer domingo. 

6 mini tartas Sacher de jueves a domingo... no está mal, eh???


Si alguien conoce la Sacher de verdad, o tiene una receta que cree que es muy parecida a la de verdad... agradecería que me lo contara!!!!!!

Suerte... y a por el clásico!!! si yo he podido... jejejee



No hay comentarios:

Publicar un comentario