martes, 28 de enero de 2014

choriqueso. cena mexicana III parte



El choriqueso!!!

Quien conozca un plato más rápido y grasiento... que levante la mano!

Cada vez que íbamos al Antonio, esperábamos impacientes la llegada del choriqueso. Disfrutábamos las tostas de pollo, las carnitas, los tacos pastor... pero lo que nos requetechiflaba, era el choriqueso. Mmmmmmm Somos de paladar simple. 

Así como los chilaquiles y las tostas las he empezado a hacer en casa hace 2 días, el choriqueso es parte de nuestra dieta desde la primera vez que fuimos al Antonio... hace ya siglos!

No falla nunca. Sierve como aperitivo de casi cualquier comida o cena. O puede ser un plato en sí mismo. Como en esta ocasión. Era el tercer plato perfecto para esta pequeña cena mexicana que nos montamos en casa. Y es sin duda, una de las cosas que más le gusta a Nia. Le encanta. Lo devora. Lo disfruta como... como la niña que es.

Y más fácil no puede ser. 



Ingredientes:

Queso tipo nata
Chorizo
Tortillas

En una cazuela de barro (la mia se rompió hace tiempo, por eso no sale en la foto) o de loza o lo que se tenga para meter en el micro, colocamos el queso elegido un poco partido. Sobre él echamos el chorizo sin piel y troceado. Troceado de forma rápida. No hay que perder tiempo en eso. 
lo dejamos en el micro. Cuando todo esté listo para servir, le damos un calentón unos minutos. No puedo decir cuántos: depende del micro, de la cantidad de queso y del recipiente. Queremos que se derrita el queso. Y que el chorizo suelte toda su grasa. 
Probad con un minuto y medio. Si no fuera suficiente, calentadlo otro minuto. Se hace rápido.

A la hora de comerlo, puede hacerse como uno quiera: a tenedor limpio, o con tortillas. Yo prefiero esta segunda opción. Las tortillas pueden ser las que más gusten. De trigo o de maíz, fritas o no. 
A mi, como más me gusta, es con totopos caseros (aquí indico cómo hacerlos) o con tortillas de trigo calentitas. 
Nia y Jorge, en  cambio, lo prefieren tomar con tortillas de maíz calentadas en la sartén. Sin aceite. Solo calentadas unos segundos por cada lado. Luego se sacan a la mesa cubiertas por un paño, para que se conserven calentitas. Así también está muy rico. 




Tengo que hacerme de otra cazuela de barro... porque ahí por lo menos queda más "mono" el choriqueso.


Y esta fue nuestra cena mexicana. Rica, rica, rica. No muy ligera... pero deliciosa y sabrosona!!!

Todo esto, con el guacamole que no he fotografiado, rematado con un rico licor... 

Viva México!!!!

2 comentarios:

  1. Hola, cuál es el queso tipo nata???
    Me encantaría hacer tu receta, tiene una pinta deliciosa,...mmmmmmm :)
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Raquel....
      Perdón por la demora... no veía el momento de sentarme al ordenador.
      El queso de nata es el típico de donde yo vivo, Cantabria. A nivel nacional, el queso de nata más conocido es el de "tetilla" gallego. No es lo mismo... pero puede valer. Son quesos de vaca, amarillentos, con un 45% de grasa, cremosos, sin ojos... es ideal para fundir. Aunque también está riquísimo con un poco de membrillo, o mermelada... o así, sin más. En casa lo consumimos mucho de todas las formas posibles. Espero haberte ayudado!!

      Eliminar