domingo, 29 de diciembre de 2013

Torrijas de la abuela



No hay nada más navideño que las torrijas. Ala. He dicho.

Bueno, están el Niño Jesús, las campanadas, los Reyes... vale, hay muchas cosas navideñas... pero las torrijas, las torrijas son lo más!

Pero no cualquier torrija... porque a cualquier cosa llaman torrija. Y lo serán. Pero no están ricas. Y estas no solo están ricas... están exquisitas! Manjar de reyes! y no exagero. Hace ya tiempo que dejé de probar torrijas por ahí... porque no hay quién se las coma. Por mucho renombre que tenga el local... no hay quien se las coma. También es cierto que para gustos los colores... pero la gente coge un pan, lo moja en leche, lo fríe y ya se cree que ha hecho una torrija. Y no señor. Eso es pan mojado en leche y frito. Punto. Y luego además, están los que bañan esa obra maestra en almíbar, para que disimule un poco la masa seca que han creado... y casi que peor, porque vaya almíbares que preparan!!

Desde aqui recomiendo que probéis las torrijas de Casa Calvo, en Puente San Miguel. El restaurante es estupendo. Tiene una comida impresionante. Buenísima. Toda ella. Me encanta este sitio. Y en estas fechas, como en muchos otros sitios, tienen torrijas. Impresionantes. Las únicas que he comido fuera de casa que son buenas. Tan buenas, que más de una vez hemos ido sólo por ellas. De verdad... id. Probarlas. No os arrepentiréis. Pero ya que vais, quedaos a comer. Está todo riquísimo. Y a un precio normal. 

Hay tantos sitios que recomendaría que no fuera nadie ni al baño... pero es que este sitio es la bomba de bueno!! 

Luego están las pastelerías-confiterías... que en estas fechas venden turrones caseros, polvorones caseros... y claro, torrijas. Ufff... torrijas... No caigáis en la trampa! no las compréis! Yo lo hice... y cómo me arrepentí! jajajajaaa como me lea alguien lo flipa! jajajaa

Bueno, si alguien compra y encuentra algo rico, que me lo diga! 

Estas torrijas las hace siempre siempre mi madre. Por Navidad.
Son la cosa más rica del mundo. 
Si no te dicen que es pan, no lo adivinas, porque es una pasta suave, delicada, dulce, que en absoluto te recuerda al pan. Son DIVINAS!

Como somos como somos, nos gustan recién hechas. Así que mi pobre madre se pasa todas las Noche Buenas, Navidades y Noche Viejas friendo a última hora las torrijas para que las disfrutemos calentitas!!!! jejeee y ella ni las come.... Gracias mamá!!!

Vale, somos unos "torrija-adictos". Mmmmmmm

Y bueno, por si alguien se quiere animar y prepararlas para Noche Vieja, o para mañana mismo, aquí os paso la receta. 


Ingredientes torrijas:

1 barra pan torrijas
1 litro leche entera
Medio kilo azúcar
Huevo
Cáscara limón
Mantequilla
Más azúcar para echar por encima de las torrijas


Lo más importante en estas torrijas es el pan. Y es por culpa de esto que sólo las comemos en Navidades. Porque el pan de torrijas sólo lo venden en Semana Santa y en Navidades... Y aún no he conseguido que las haga en Semana Santa. 

Es también muy importante el tiempo. Calculad 24 horas de preparación. Para cenarlas, por ejemplo, en Noche Vieja, empezad la tarde noche anterior.

Así que... el pan. Importante. Recomiendo el de G-Torre. El de La Gallofa no está mal... pero sin duda, prefiero el de G- Torre. 
Cuando se compra, se indica si se quiere fresco o "viejo". Si se van a hacer ese día, mejor pillarlo "viejo". Un poco. Para que chupe mejor la leche. Si, por el contrario, compramos hoy el pan, pero no las vamos a preparar hasta mañana o pasado... pues se pide fresco. 

Ya estamos en casa con el pan. Listos. En un cazo ponemos a calentar la leche, con el azúcar y la cáscara de limón. Limón limpio, eh??
Durante unos minutos, a fuego medio-suave. Sólo queremos que se disuelva el azúcar y el limón suelte su aroma. Pero que la leche no hierva. Apunto, pero sin hervir. Así 15 minutos. Dejamos que enfríe del todo. Mientras, partimos rebanadas de pan de un dedo y medio de grosor. Las colocamos en una fuente amplia y honda. Si no tenemos una lo suficiente amplia, pues en 2 o 3 fuentes... Pero vamos, quién no tiene una fuente de horno amplia, donde hacer los macarrones o la lasaña?
Cuando la leche esté fría del todo, del todo, la echamos sobre el pan. Y lo dejamos así 12 horas. Pasado este tiempo le damos la vuelta al pan. Otras 12 horas. 



A la hora de freír las torrijas, ponemos abundante mantequilla en una sartén y la ponemos a fuego medio. Mientras, batimos un huevo y le echamos una cucharada de azúcar. Rebozamos las torrijas en el huevo y a la sartén. 


Se han de hacer poco a poco. Lleva como 8 minutos por cada lado. A fuego medio-suave.

Se pueden hacer varias a la vez

Les damos la vuelta



Que se terminen de hacer por el otro lado... chof... chof... chof... lentamente. Cuando estén, se ponen directamente sobre la fuente en las que se vayan a servir y se echa un poco de azúcar por encima de ellas. 



Y ya están. 

No son muy bonitas. Así que igual las fotos no reflejan lo que son... porque son la cosa más re-que-te-ri-ca que conozco. 

Eso si, son dulces, dulces, dulces... vamos, no apto para poco golosos. (Bueno, imagino que puedan hacerse con menos azúcar... pero... entonces para qué hacerlas!!!???)








Estas dos torrijas emplatadas en dorado son las que me cené.... Mmmmmmmm solo de pensarlo... mmmmmmm


Algún año hemos probado a congelarlas una vez hechas.... NO!!!

Para nada, para nada, para nada quedan bien. Para nada! Ufffff no. Se hacen y se comen.

Así que, chicos... este año por Noche Vieja quiero que todo el mundo prepare unas "Torrijas de la abuela", que son estupendas para llenar el estómago y aguantar muuuchos litros de alcohol!

TORRIJA!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario