lunes, 2 de diciembre de 2013

Roscón de Reyes (el mejor del mundo-mundial)




Pues como dije en la anterior entrada, este fin de semana lo he dedicado al roscón de Reyes. Porque ya estamos en Diciembre y hay que ir preparándose.... y porque nos encantan los roscones!!!!

El sábado hice un roscón con una receta nueva. Nueva para mi, bueno. Se supone que es una receta buenísima. Se supone. Porque el domingo hice la receta de Roscón de Reyes clásica de la Thermomix y he de decir que es mucho mejor. Y este post va de eso. De esta clásica y mejor receta. 

Además de resultar más esponjoso, también tenía un sabor más potente y, y, y, atención, envejece muy muy bien. Lo que sobró lo desayunamos el lunes y estaba de rechupete! Más fresco que otros que venden por ahí como frescos...

Y por último, es más cómodo de elaborar. No lleva masa madre, lo que simplifica las cosas. No es que lo de la masa madre fuera muy difícil o muy rollo, pero si no hay que hacerlo... Pues genial.

Para hacernos una idea de los tiempos, estos roscones los empecé a preparar a las 10 de la mañana. A la 1 del mediodía di por terminada la primera fermentación. Y los horneé a las 6 de la tarde. 

De estos segundos roscones no tengo tantas fotos como de los anteriores: entre los niños y que se me pasaron un poco de horno... no estaba para hacer muchas fotos. Jejejeee vaya rabia me dio cuando los vi tan tostados! Por un momento creí que los había quemado, que iban a estar resecos... y para nada! 
Estoy viendo las fotos... y son horribles! ni los emplaté! jajaja 


Ingredientes:

150 gr azúcar
Piel de un limón
Piel de una naranja
150 gr leche entera
2 nueces de levadura
100 mantequilla
2 huevos L
1/2 cucharadita sal
2 cucharadas agua azahar
570-600 gr harina fuerza

1 huevo batido
azúcar y fruta escarchada


Metemos el azúcar y las pieles en el vaso y trituramos durante 30 segundos, a velocidad 5-7-9. Echamos la leche y programamos 2 minutos a temperatura 40, velocidad 5. Bajamos lo de las paredes y añadimos por orden: mantequilla, levadura, huevos, agua de azahar y sal. Batir unos segundos a velocidad 5. Como no... bajar todo lo que haya por las paredes. Agregamos 300 gr de harina y le damos 45 segundos a velocidad 6. Echamos 270-300 gr de harina y amasamos 6 minutos a velocidad espiga. Y ya está. Amasado terminado.
Lo dejamos ahí tapadito, durante el tiempo necesario. Que doble su volumen.

Cuanto más frío, más tarda en doblar su volumen. Lo ideal es que suba lentamente, a su ritmo.
Pero si hay prisa, puede acercarse el vaso de la thermo a una fuente de calor. Usease, a un radiador, o al horno si lo tuviéramos encendido... Pero lo mejor sería dejar fermentar la masa a su ritmo. Queda mejor. Hay que hacerla con tiempo. Sin prisa...

Cuando la masa haya doblado su volumen, con la ayuda de la espátula la metemos en el vaso y programamos un minuto de amasado. La sacamos del vaso, la dividimos en dos y hacemos un par de roscos. Los pintamos y adornamos a nuestro gusto y a esperar que vuelva a doblar su volumen. Tapados con un paño.

Lo mismo. En un ambiente frío tardará más en subir. Si se nos ha echado el tiempo encima, puede ponerse el horno a 50º y meterlo dentro. El calor hará que suba rápidamente. Mejor dejar que suba solo. Sin prisa...

Cuando lo tengamos listo, calentamos el horno a 170º calor arriba y abajo con aire, y metemos el rosco en la segunda altura empezando por abajo. En 12 minutos me quedaron así:

A doblar volumen...

Al horno...

... y fuera del horno!

A pesar de esos minutos de horno extra :(... pinta, sabor y esponjosidad de 10!

Esta es, sin duda, la receta que voy a repetir estas Navidades. Sin masa madre. Jejejee qué bien! ya tenemos rosco ganador.

En esta ocasión las frutas que he usado han sido la naranja y la piña. La naranja es un clásico-básico. Siempre la pongo. 

La piña es la primera vez que la compro. Me la habían recomendado. Y la verdad es que está rica, pero no es la mejor. No se si repetiré.
Para mi, la mejor de todas, a años luz de las demás, es el melocotón. Pero, y es un pero muy grande, el melocotón tiene hueso!!! y la fruta la venden a peso y el peso del hueso es tremendo! jajajaaa

Otra fruta que me gustaba mucho era la fresa. Fresitas escarchadas. Unas golosinas. Las pillé hace ya 3 años. Luego no las he vuelto a ver. No las han vuelto a tener. Las venden bañadas en chocolate, pero esas no valen para el roscón. 

También venden bandejas ya hechas, con cachos de diferentes frutas. Yo prefiero comprar la fruta a granel. La que a mi me gusta. Y a ser posible, por piezas enteras. Con las frutas que se puede, claro.
No recomiendo la batata. Tampoco el limón. Muy secos. La pera esta rica... 

Bueno, y tras este super rollazo sobre las frutas de Monerris (que ni que me hicieran descuento por la publicidad, jejeje)... unas "horrofotos" del roscón más rico del mundo-mundial!

No me esperaron para hacer las fotos!!!

Que se lo comen sin esperarme! 

Pelín tostado?

Muy esponjoso
Este si que hay que hacerlo. No hay roscón comprado que lo iguale. 

Ah! En esta ocasión metí un par de monedas (envueltas en film) para que los niños tuvieran más ilusión... falso! Jajjaaajaja Las metí porque los niños me dicen que un roscón sin regalos no es roscón. Y el domingo, a la 1 de la tarde no tenía nada más a mano! jejejeee 

Normalmente busco cositas pequeñas y las meto: unas pinzas o gomas para el pelo bonitas, un colgante, un broche... les estoy malcriando...

Viva el Roscón de Reyes!!!!
Vivan los Reyes Magos!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario