sábado, 21 de diciembre de 2013

Muffins de naranja para desayunar



Hace poquito fue mi cumple, y uno de mis regalos fue un maravilloso libro de cocina. El "Nigella Bites," de Nigella Lawson. Es una periodista británica, autora de varios best sellers, y protagonista de su propia serie de televisión de cocina. 

Devoré el libro nada más llegar a casa. Y esta receta, por sencilla, rápida y estupenda, fue la elegida para "estrenarme" con Nigella. 

Como su nombre indica, son una magdalenas de naranja, ideales para el desayuno. Se hacen enseguida, y se toman calientes, con mantequilla y mermelada. Muy de desayuno, verdad?

Así que el primer finde tras mi cumple las preparé. Como ya he dicho, son muy rápidas. Y como además no hay que esperar a que se enfríen... 


Ingredientes para 14 muffins:

75 gr mantequilla
250 gr harina con levadura
1/2 cucharadita bicarbonato
1 cucharadita levadura
75 gr azúcar
Ralladura de una naranja
100 ml zumo naranja
100 ml leche
1 huevo


Ponemos a calentar el horno, a 200º, y como siempre hago yo, calor arriba y abajo y aire.

Derretimos la mantequilla. Yo lo hice en el micro. Se deja que enfríe.

En un cuenco amplio ponemos todos los ingredientes secos. Mezclamos. 
Aparte, en una jarra de estas medidoras, calculamos la leche y el zumo y les añadimos el huevo. Batimos esta mezcla. La mantequilla ya se habrá enfriado, y la añadimos también. Y ya casi estamos.

Vamos vertiendo los líquidos sobre los sólidos, y con un tenedor lo  removemos. Quedará una pasta-engrudo final con mala pinta. Pero es así como se supone que ha de quedar. Se supone que la textura de los muffins no ha de ser demasiado esponjosa. Dejarían de ser muffins. Así que con que los ingredientes estén mezclados, suficiente. Llenamos los moldes de las magdalenas y al horno. 20 minutos dice la receta. Yo los tuve 15. Y puede que me sobrara un minuto. 

Sale un olor muy agradable del horno. MMmmm como a naranja! jajajaaa Muy rico. Perfecto para terminar de abrir el apetito. 

Mientras se hacen, preparamos el desayuno: las taza, la leche, café, Nesquick, mantequilla, mermelada, galletas... 

Listo. El horno pita. Comprobamos que estén hechas y fuera. Dejamos que se vayan enfriando en una rejilla. 



Pero solo un poco. Lo justo para no quemarnos.

Estos se comen así, calentitos, con mantequilla y mermelada. 




Y la verdad... pues ya se porqué se comen así: porque son un poco insípidos. De textura increibles. Pero... insípidos. Así que, o te los comes como ella dice, con mantequilla y mermelada, o no te los comes. 

Qué pena. Qué decepción. Porque la verdad... para qué están las tostadas, si no para tomarlas calentitas con mantequilla y mermelada? pues eso... que no necesito hacerme unas magdalenas sosas para ello... jejjeee espero no estar siendo muy dura. 

En defensa de Nigella, diré que su receta lleva almendras picadas, pero que yo no las puse porque no las tenía. Igual ese toque es el que me falta a mi... porque así, tal cual las comimos nosotros, como que no las repito. Muy, muy sosas.

Y no es que yo las haya hecho mal... nop. Es que son así. Por eso la mantequilla. Un muffin sabroso se come solo. 

En fin. No es la primera vez que una receta de alguien muy mediático no me gusta... 
De todas manera, tengo más recetas marcadas. Porque tengo fe en que alguna nos guste. Jejejeee 

Así que, desde aquí, os pido que si probais esta receta, me digais si os pasa como a mi: son sosas y la mantequilla y la mermelada le van mejor a un pan de molde... o ya puesto a pedir... a un croissant!!! 







2 comentarios:

  1. Pues de este libro todos recomiendan las recetas de fudge cake y de chocolate pots. A ver cómo te salen y nos cuentas ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!
      Está bien saber qué es lo próximo que tengo que probar....

      Creo que ese fudge cake cae después de Reyes....

      Eliminar