jueves, 20 de junio de 2013

Membrillo




Somos muy queseros. Sobre todo las niñas. Somos muy queseras.

Y con el queso nos encanta tomar membrillo. El membrillo oscuro. El caro. Si es el de las monjas mejor que mejor... 

Peeero, pero, pero ya no compramos más. Ahora el membrillo es casero. Fácil de hacer y riquísimo. Y bueno, siempre es más barato que el de las monjas...


Como sale mucho, además de comernos todo el membrillo, podemos preparar un tarro/frasco para regalarle a alguien. Qué mejor que llevar algo hecho por nosotros  cuando vamos a casa de unos amigos! Los bombones están muy vistos ya...

Y como es todo azúcar, no hay que preocuparse de que se eche a perder... aguanta muuuuucho en nevera o en congelador.

Nos hace falta, eso si, un poco de paciencia... porque se hace de un día para otro...


Ingredientes:

1 kg de membrillo
800 gr azúcar
Zumo de 1 limón 

Pelamos los membrillos y los troceamos. Los ponemos en una cazuela junto con el zumo del limón y el azúcar. Se deja macerar toda la noche. Mínimo 8 horas.

Ya al día siguiente, lo ponemos a cocer, en el propio agua que habrá ido soltando, moviendo de vez en cuando con cuchara de madera. Que hierva poco a poco. 
Se irá deshaciendo y "amarronándose". Cuando pille su color marrón característico, lo pasamos por el pasapurés, sobre la misma cazuela., para que siga haciéndose.
Para saber si está terminado (que si ya tiene ese color es que debe estar hecho o a punto) probamos a meter la cuchara de madera en el medio. Si se mantiene en pie, es que está listo. Rápidamente lo echamos en los moldes y dejamos enfriar del todo. 

Tarrina de plástico con tapa


Y ya está. Un riquisimo y sencillisimo membrillo. Y además sano. :)

Color perfecto... como el de las mojas


Aguanta varios meses en nevera, por lo que la congelación... pues casi que no es necesaria. Si además aprovechamos para quedar bien con alguien... pues nos quedamos sin él en un plis, así que nada de congelar!


Está muy rico también con manzanas. De hecho, a mi me gusta más este dulce hecho con manzanas. La receta es la misma. Solo cambiamos el kilo de membrillo por un kilo de manzanas... 







Una vez frío, coge la consistencia adecuada... y aunque esté en frascos resulta muy fácil de cortar:



Quien haga membrillo (o manzana) que se pasa por mi casa y me regale uno, que es de buena educación no ir con las manos vacias :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario