miércoles, 20 de febrero de 2013

Pizza, Pizza...






Nada les gusta más a mis niños que hacerse la cena. 

Y si eso implica mancharse las manos... ya ni te cuento. 


Una vez a la semana intentamos hacer pizza casera. Cada uno elige los ingredientes que quiere y... manos a la masa!


Con las siguientes cantidades yo hago 2 pizzas pequeñas y una grande, para dos. 



Ingredientes masa pizza:


150 gr agua
30 gr aceite
1 cucharadita sal
300 gr harina normal
1 nuez pequeña de levadura fresca

El horno a 225º-250º

Yo tengo thermomix... y la uso para hacer esta masa. Pero se puede hacer a mano.

Se vierten los líquidos y la sal en el vaso y se programa 1 minuto, temperatura 40º, velocidad 2. Se añade la levadura y la harina y se amasa 1 minuto a velocidad espiga.

Con las manos mojadas en aceite se retira la masa del vaso. 

Ahora es cuando yo divido la masa en 3. Dos bolas de 70 gr cada una para los niños y el resto para nosotros. 

Cada niño coge una bola, un rodillo y un poco de harina. Y estira su masa al gusto. Que suele ser fina. Y le pone tomate. Lo suficiente para cubrir toda la base. El tomate , importantísimo, SIEMPRE casero. Y queso rayado.



Esta base siempre es igual: masa, tomate, queso. Ahora es cuando cada uno pone lo que quiere comer. 

En esta ocasión (y como en todas las anteriores) Hally puso jamón de york y salchichas. Miento. Normalmente pone mortadela Salami... Pero no había. La mortadela la compramos en Antón, peeeeero no tiene pagina web, asi que no puedo redireccionaros a ella. Si puedo decir que está en la calle Cubo, frente Percha Básico... y que preguntéis por Tomi. Es más majo... Bueno, ya está.



Por poco no se nos chamusca!!! Y como Hally tenía mucha hambre se me olvidó lo último... su pizza sin orégano. 

Luego vamos los mayores. 
Estiré la masa que quedaba, e hice como los peques: bien de tomate y de queso. Y luego lo que nos gusta a nosotros: en esta ocasión restos de jamón de York, bacon (hecho unos minutos en el micro que si no se queda crudo), chorizo Pamplona (a falta de peperoni) y champiñones. 
Los champiñones me quedaban siempre súper insípidos. Los laminada y listo. 
Ahora una vez laminados los riego con aceite de oliva y les echo sal y pimienta por encima. Y con las manos les froto bien, para que cojan el sabor con cuidado de no destrozarlos.. y luego a la pizza. Muuucho mejor.

Champis con aceita, sal y pimienta

Lista para ir al horno


Una vez pasados 15 minutos, se mira y si la pizza está, se abre la puerta y echamos orégano por encima. Ahora. No antes de meterla al horno, eh???  Solo se pondría el orégano antes de hornear si usáramos orégano fresco. Bastante seco está ya el que usamos normalmente como para secarlo más en el horno. Con el calor que desprende la pizza recién hecha es suficiente.
Y lo suyo es echar el orégano 1º en la mano y de ahí a la pizza... y no directamente del frasco a la pizza, porque lo único que puede pasar es que se te vaya la mano.... como me pasó a mi. 



¿Veis la esquina de la izquierda superior? uff, la de orégano que tiene! por suerte, el orégano está tan viejo que apenas sabe... y no nos estropeó la pizza. 

En esta ocasión nos quedó la masa clásica (según telepi), la gordita y esponjosa. Normalmente la hago fina. 

¿Cómo hacer que la masa quede de una u otra manera? 
Si recién hecha la masa, se estira, "decora" a gusto y se mete en el horno, la masa quedará fina (si es que se ha estirado fina, claro). 
Sin embargo, si la masa estirada fina se deja reposar durante un tiempo antes de hornearla, la levadura que tiene irá haciendo su efecto y levará la masa... dejándola gordita y esponjosa. Ambas muy ricas. Es para gustos. 

Nosotros la preferimos fina, pero las circunstancias son las que son... y a medio preparar  la pizza tuve que ir a dar el bibe y acostar al bebé... así que para cuando volví a la cocina la masa ya había levado. Puse los champis y al horno. 

Está mal que lo diga yo... pero riquisimo. Y sanísimo. Todo ingredientes sanos caseros y saludables... bueno, el chorizo de Pamplona tiene algo de grasa... pero para lo que puse... 

En esta ocasión sólo estaba un niño en casa, Hally. Sólo hubo una pizza infantil. Si hubiera esta la princesa, le hubiera puesto Pamplona y champis. No falla.

No quedó na de na de na. Y a Hally no le tuve que decir ni una vez "Hally, ceeena". Es genial!

La pizza NO es comida basura.

2 comentarios:

  1. Echaba de menos algo salado, que rica pizza!! Aunque sabes que soy fan de tu tarta-tren-chocolate!!! M.

    ResponderEliminar
  2. Que rica!!!!! Cualquier día me como el teléfono !!!!! Eres una fiera en la cocina y como se nota que entiendes de calidad! Eres una profesional! Yo también compro donde Tomi y me encantan sus productos.

    ResponderEliminar