domingo, 27 de enero de 2013

No sólo de azúcar vive el hombre...




Y si no es azúcar.... nada mejor que una deliciooooosa lasaña. Y para que quede rica rica rica de verdad, no hay nada como hacerla con tiempo. Las prisas no son buenas nunca. Y en la cocina, tampoco. 
Esta vez he hecho el tomate el día anterior, con calma.... en sus 2 horitas, lentamente en la sartén... nada de thermomix. Porque para muchas cosas la thermo está muy bien, pero para otras... como el tomate, lo mejor es hacerlo como toda la vida, a fuego lento, en sartén. 

Ya con tiempo, habiéndome quitado de encima el tomate, una se puede dedicar a la carne, la pasta, la bechamel... y ésta es que es muuuuuy importante. No puede quedar muy espesa, porque luego se queda la lasaña como un mazacote que ni en la mili... ni muy suelta, porque no liga nada. Y tiene que ser sabrosa.... y abundante... que haya mucha.... si, también entre capas de lasaña.... Mmmmm

Vamos a lo que vamos... 

Ingredientes Salsa tomate:

1 cebolla
1 lata tomate entero pelado (8oo gr)
1 starlux
Sal
Azúcar
Pimentón dulce 

Mientras se calienta un chorro (generoso) de aceite de oliva en una sartén grande, se pica la cebolla... no hace falta que sea demasiado fina. Luego va todo por el pasa- purés... Y para que sude bien, le añadimos un par de pellizcos de sal. Cuando esté  la cebolla transparente del todo, añadimos el tomate. Como está entero, con un tenedor (o con lo que mejor se apañe uno) machacamos los tomates... lo que podamos, para que se haga bien todo.... y añadimos el starlux. Lo dejamos a fuego medio suave (en mi caso, que tengo hasta el 9, lo dejo en el 4) un hora mínimo. Vigilamos q no haya q bajar el fuego o subirlo. Debe hacer "chof-chof" lentamente. Es el momento del azúcar (para contra restar la acidez del tomate) y el pimentón. La cosa va un poco a ojo, porque se va probando y rectificando. Pero viene siendo 2 cucharaditas de pimentón (si no es muy fresco, habrá que añadir más, porque pierde sabor) y 4 de azúcar blanca.
Se remueve bien, vigilando como siempre el fuego, y cuando hace las 2 horas puede pasarse por el pasa purés. 

Y listo!!!! En nevera aguanta, bien cerrado, un par de días... y si no se va a consumir en ese tiempo, en un tarro y al congelador. Congela muy bien. Sale rico rico siempre.

Una vez está el tomate, lo siguiente "laborioso" es la bechamel. Yo la hago como indica la thermo... pero aumentando los tiempos. Si sigo la receta original me sabe demasiado a harina. El toque imprescindible en la bechamel es la nuez moscada recién molida. De ser a no ser. Basta con comprar una nuez, tenerla metida en un tarro e ir rayando lo que se necesita. 

Receta Bechamel:

750 gr. leche
110 gr. harina
50 gr. mantequilla
Nuez moscada, sal y pimienta

Vierto en el vaso la mantequilla y la harina. 2 minutos, temperatura 90º, velocidad 4. Añado un chorro de leche porque eso si no no va. Añado el resto de los ingredientes y programo 20 minutos, temperatura 90º, velocidad 4. Pruebo por si hubiera que echar más sal.

La carne, en la sartén con un poco de aceite. Una vez hecha, se le añade la sal, la pimienta y las especies varias. Yo le añado orégano y ajo en polvo. Y la mezclamos con el tomate casero rico rico que tenemos esperando. Unos minutines todo junto al fuego para que se mezclen bien los sabores.

En este momento habría que cocer la pasta y eso, pero me han regalado un par de paquetes de lasaña pre-cocinada que no necesita cocción. Me daban muy mala espina... pero la verdad es que son todo un invento. Comodísimas. 

Se elige una fuente en la que entre todo. Se pone una base de bechamel, luego una capa de lasaña, capa de carne, bechamel por encima, lasaña, carne, queso picado, lasaña, carne, lasaña y terminamos con bechamel. Bueno, yo que las hago de tres capas... Ahora al horno 20 minutos (lo que indica el paquete de lasaña) y luego 10 minutos de reposo fuera del horno. 

No tengo foto de la fuente de lasaña... estaba sin móvil. Pero si de la ración que se comió mi hijo! Bueno, de parte de ella...


En mi casa son un poco especiales, y a los niños no les gusta el queso fundido por encima. Les gusta el queso pero sin fundir. Así que se lo ponemos después...

Normalmente añado unas judías verdes y unas zanahorias picaditas (cocidas primero) a la carne. Así es un plato único completísimo. Hoy se me ha olvidado. Qué rabia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario